Ofertas de 🌼Primavera 50% Dto.

(Solo hasta el domingo 07 de abril, 2024)

Georgiana

Ayudándote a hablar inglés desde 2011.

#286 ¿Cómo ahorrar dinero?

Material recomendado:

all courses

Recursos:

Transcripción:

Hola, soy Georgiana, tu profesora de inglés, y mi misión es ayudarte a hablar inglés con fluidez.

En mi página web puedes conseguir los 5 Secretos para hablar inglés y también mis cursos premium.

Bien, ¡empecemos!

¿Quieres ahorrar dinero? Hoy exploraremos algunos consejos sencillos para ahorrar dinero que son fáciles de entender y aplicar. Y con una divertida historia, mejorarás tu gramática inglesa en contexto.

Aprende vocabulario básico sobre el dinero

Antes de empezar a hablar de formas de ahorrar dinero, conozcamos algunos términos financieros importantes en inglés. Conocer estas palabras te ayudará a entender y manejar mejor tus finanzas:

Ingresos: Es el dinero que ganas.

Gastos: Son los gastos o el dinero que gastas.

Presupuesto: Un presupuesto es un plan para gestionar tu dinero.

Ahorros: Los ahorros son el dinero que guardas para el futuro.

Deuda: La deuda es el dinero que debes.

Entender estas palabras es un buen punto de partida para mejorar tus conocimientos financieros.

Crea un presupuesto sencillo

Crear un presupuesto es el primer paso hacia el control financiero. Empieza por enumerar tus fuentes de ingresos, como tu sueldo o cualquier dinero que recibas. Después, haz una lista de tus gastos habituales, como el alquiler o la hipoteca, los comestibles, el transporte y las facturas. Un presupuesto te ayuda a ver cuánto dinero te queda después de cubrir tus gastos, que puedes destinar al ahorro.

Prioriza tus gastos

Es importante distinguir entre necesidades esenciales y deseos no esenciales. Las necesidades son cosas como la vivienda, la comida y los servicios públicos: cosas necesarias para la vida diaria. Los deseos son cosas como salir a cenar, el ocio o comprar artículos que no son esenciales. Céntrate primero en cubrir tus necesidades, y destina los fondos sobrantes a tus deseos o ahorros.

Establece objetivos de ahorro claros

Identifica objetivos financieros concretos que te interesen. Quizá quieras ahorrar para gastos imprevistos, educación, una casa o la jubilación. Tener objetivos claros proporciona motivación y dirección a tus esfuerzos de ahorro.

¡Genial! En un próximo episodio, seguiremos aprendiendo más sobre cómo ahorrar dinero.

Y ahora, continuemos con una historia de punto de vista.

 

Historia POV – (Aprende gramática en contexto)

Te contaré la misma historia dos veces. Así que asegúrate de centrarte en los cambios.

Puedes encontrar estas técnicas totalmente implementadas en mis cursos premium.
Profesoraingles.com/cursos

¡De acuerdo! ¡Empecemos!

El capitán Stormblade era un pirata muy duro en el océano. Un día, encontró un tesoro en una pequeña isla. El tesoro tenía monedas de oro, joyas brillantes y mucho más. Stormblade estaba contento, pero tenía un problema. «¿Qué hago con todo esto?», pensó.

«No puedo gastarlo sin más. Necesito un plan», se dijo. A los piratas se les da bien encontrar oro, ¡pero no tanto conservarlo!

Al principio, Stormblade intentó esconder el oro en su barco. Sin embargo, siempre tenía miedo. «¡Otros piratas podrían robarme el tesoro!», se preocupaba. Entonces, tuvo una idea. «¡Un banco pirata!», exclamó.

Stormblade dijo a sus amigos piratas: «Dadme vuestro oro. Yo lo guardaré. Más tarde, ¡os devolveré más!». A los piratas les gustó la idea. «¿Un banco? Eso es diferente!» dijeron y le dieron su oro.

Ahora, Stormblade tenía un nuevo trabajo. No era sólo un pirata; era un banquero pirata. A su tripulación le hizo gracia. «¡Nuestro capitán trata ahora con monedas, no con espadas!», bromearon.

¡Pero hay un giro! A los piratas no siempre se les da bien confiar en los demás. Los amigos de Stormblade empezaron a preguntarse. «¿De verdad nos devolverá más oro?», susurraron. «¿Y si se lo queda todo?»

Una noche, los piratas trazaron un plan. «Recuperemos nuestro oro cuando esté dormido», dijeron. Pero Stormblade era listo. Conocía bien a los piratas.

Hizo un plan secreto. Stormblade creó un cofre del tesoro falso y lo llenó de piedras. Puso este cofre en el banco. Su verdadero oro estaba escondido en otra parte.

Aquella noche, sus amigos piratas llegaron silenciosamente al banco. Cogieron el cofre falso y huyeron riendo. «¡Tenemos nuestro oro y más!», pensaron.

Al día siguiente, abrieron el cofre. «¿Rocas?», gritaron. Stormblade salió sonriendo. «Piratas -dijo-, habéis olvidado una cosa. A los piratas les encanta el oro, ¡pero también los trucos!».

Los amigos de Stormblade se rieron. «¡Nos has pillado, capitán!», dijeron. Aprendieron que Stormblade no sólo era duro, sino también muy listo.

A partir de ese día, los piratas supieron que Stormblade era el mejor capitán. Podían intentar ser astutos, pero el capitán Stormblade siempre iría un paso por delante.

Y así fue como el capitán Stormblade conservó su tesoro y su reputación como el pirata más brillante de los mares.

En presente (en segunda persona):

Eres el capitán Stormblade, un pirata muy duro en el océano. Un día, encuentras un tesoro en una pequeña isla. El tesoro tiene monedas de oro, joyas brillantes y mucho más. Estás contento, pero tienes un problema. «¿Qué hago con todo esto?», piensas.

«No puedo gastarlo sin más. Necesito un plan», te dices. Los piratas son buenos encontrando oro, ¡pero no tan buenos guardándolo!

Al principio, intentas esconder el oro en tu barco. Sin embargo, siempre tienes miedo. «¡Otros piratas podrían robarme el tesoro!», te preocupas. Entonces, se te ocurre una idea. «¡Un banco pirata!», exclamas.

Les dices a tus amigos piratas: «Dadme vuestro oro. Yo lo guardaré. Más tarde, ¡te devolveré más!». A los piratas les gusta esta idea. «¿Un banco? Eso es diferente!» dicen y te dan su oro.

Ahora tienes un nuevo trabajo. No eres sólo un pirata, eres un banquero pirata. A tu tripulación le hace gracia. «¡Nuestro capitán trata ahora con monedas, no con espadas!», bromean.

¡Pero hay un giro! A los piratas no siempre se les da bien confiar en los demás. Tus amigos empiezan a preguntarse. «¿De verdad nos devolverá más oro?», susurran. «¿Y si se lo queda todo?»

Una noche, los piratas trazan un plan. «Recuperemos nuestro oro cuando esté dormido», dicen. Pero tú eres listo. Conoces bien a los piratas.

Elaboras un plan secreto. Creas un cofre del tesoro falso y lo llenas de piedras. Pones este cofre en el banco. Tu verdadero oro está escondido en otra parte.

Esa noche, tus amigos piratas llegan silenciosamente al banco. Cogen el cofre falso y huyen riendo. «¡Tenemos nuestro oro y más!», piensan.

Al día siguiente, abren el cofre. «¿Piedras?», gritan. Sales tú, sonriendo. «Piratas», les dices, «habéis olvidado una cosa. A los piratas les encanta el oro, ¡pero también los trucos!».

Tus amigos se ríen. «¡Nos has pillado, capitán!», dicen. Se dan cuenta de que no sólo eres duro, sino también muy listo.

A partir de ese día, los piratas saben que eres el mejor capitán. Pueden intentar ser astutos, pero tú siempre irás un paso por delante.

Y así es como conservas tu tesoro y tu reputación como el pirata más brillante de los mares.

¡Genial! Me gustan este tipo de historias porque son fáciles de recordar y ayudan mucho a aprender inglés. Además, el humor hace que el aprendizaje sea más ameno. Puedes encontrar este método en mis cursos premium: échales un vistazo: Profesoraingles.com/cursos, para conseguir mis cursos premium. Están diseñados para aprender escuchando.

Además, si quieres ayudarme, comparte el podcast con tus amigos y familiares. Eso significaría mucho. Muchas gracias.

¡Hasta pronto!

 

Material recomendado:

all courses

A lo largo de los años he estado agradecido de haber encontrado este curso. Me pareció excelente aprender en “contexto” cómo enseña Georgiana. Es cierto que la gramática es importante, pero su método es más conveniente, seguro, efectivo y lo más importante es que no te aburras con el tiempo. Al contrario, cada día es mas interesante. Así que adelante!!!!!  Nicolás

“Gracias a Georgiana he perdido el miedo a hablar inglés. He eliminado mi frustración y he empezado a disfrutar de este idioma”. Miriam

“Con el método de Georgiana he empezado a hablar inglés desde el primer minuto y esto es exactamente lo que necesitaba. Con el método tradicional se practica la gramática, la gramática y la gramática, pero con el método de Georgiana se practica la escucha y el habla y, en mi opinión, esto es lo más importante cuando se está aprendiendo un nuevo idioma. ¡Gracias Georgiana!” Ricardo

«Gracias a Georgiana he mejorado mi fluidez al hablar y mi comprensión oral. Georgiana consiguió mantenerme conectada con el idioma y sigo practicando casi a diario siguiendo su método y recomendaciones. ¡Muy recomendable si necesitas practicar tu inglés»! Raquel

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.