Escucha un nuevo episodio de Speak English Now Podcast, tu material favorito para practicar su inglés hablado y escuchado. También aprenderás sobre el estilo de vida y la cultura, el idioma, el vocabulario y cómo mejorar tu inglés de forma más eficaz.

Transcripción:

¡Hola a todos! Soy Georgiana, fundadora de SpeakEnglishPodcast.com. Mi misión es ayudarte a hablar inglés con fluidez.

En este episodio, voy a hablar de la relación entre leer, escribir, hablar y escuchar. Después, voy a contarte una historia de punto de vista.

Bien, ¡comencemos!

Como estudiante de idiomas, las principales actividades para aprender una nueva lengua son: leer, escribir, escuchar y hablar. Esto es lo que hacemos de forma natural en nuestra lengua materna.

Un aspecto clave a tener en cuenta es que podemos clasificar estas actividades como de entrada y de salida. Como puedes adivinar, escuchar y leer son actividades de entrada, y escribir y hablar son actividades de salida.

En otras palabras, cuando escuchas o lees, estás expuesto a la lengua, y cuando escribes y hablas, estás «produciendo» la lengua.

El enfoque tradicional te dice que cuanto más escribas y hables, mejor. Por eso las escuelas de idiomas insisten en que escribas mucho y «practiques» tu habla con otros estudiantes, a veces en grupo.

Esto parece razonable, pero no es eficaz. Hay muchas investigaciones que señalan lo contrario: Básicamente, para desarrollar tu inglés, necesitas realizar actividades de entrada la mayor parte del tiempo.

¿Por qué? Porque no puedes producir la lengua si no la has aprendido previamente, y la única forma de aprenderla es mediante un input comprensible, así de sencillo.

Pero entonces… ¿Hablar y escribir es una pérdida de tiempo? No, no he dicho eso.

Cuando hablas en una conversación, puedes ver qué áreas de la lengua necesitas mejorar. Entonces, cuando vuelvas a escuchar, prestarás naturalmente más atención a esas áreas. Por ejemplo, si estás en una conversación y tienes que describir algo en pasado. Cuando intentas hacerlo, ves que cometes algunos errores. Al día siguiente, cuando vuelvas a escuchar tus materiales, seguro que prestarás más atención al pasado.

Un buen horario puede ser escuchar una hora al día (un curso, un podcast, etc.) y practicar tu expresión oral con un tutor o amigo un par de veces a la semana. Mejorarás mucho.

Por último, pero no menos importante, hay una consecuencia interesante cuando escuchas y cuando lees:

Escuchar te ayudará naturalmente a hablar.

Leer te ayudará naturalmente a escribir.

(FIN DEL EXTRACTO)

Consigue el texto completo en PDF aquí.

Recursos:

Material recomendado:

fluency

CURSO FLUIDEZ

¿Has aprendido inglés en la escuela y en el instituto, pero todavía no sabes hablar?

Entonces… ¡este curso es para ti!