Escucha un nuevo episodio de Speak English Now Podcast, tu material favorito para practicar tu inglés hablado. También aprenderás sobre el estilo de vida y la cultura, el idioma, el vocabulario y cómo mejorar tu inglés de manera más efectiva.

Hoy, voy a reflexionar sobre la frustración que pueden experimentar algunos alumnos de inglés.
En la segunda parte, practicarás con una historia de punto de vista: ¡conocerás a James y Jane y sus aventuras!
Bienvenidos al podcast Speak English Now, con su presentadora, Georgiana. El pódcast que te ayudará a hablar inglés con fluidez, sin gramática y sin libros de texto.

Hola, soy Georgiana, tu profesora de inglés y fundadora de SpeakEnglishPodcast.com. Mi misión es ayudarte a hablar inglés con fluidez.

¿Sabes cómo puedes ayudarme? Puedes compartir el pódcast con tus amigos y familiares. Diles que vayan a SpeakEnglishPodcast.com y obtengan mi mini-curso gratuito.

Eso significaría mucho para mí. Gracias.

Por cierto, recuerda que puedes consultar la transcripción, en mi página web

speakenglishpodcast.com/podcast

Bien, ¡comencemos!

Aprender a hablar inglés no es tan sencillo como estudiar durante un par de días. ¿Te lo imaginas? En un mes, podríamos aprender 15 idiomas nuevos, o 14 si somos perezosos 🙂 .

Si tu objetivo es alcanzar la fluidez, se necesita algo de tiempo. Por ejemplo, mi curso de fluidez tiene 20 unidades. Y tienes que dedicar un mínimo de una semana por unidad. Sin embargo, te aseguro que si sigues las instrucciones, tu fluidez mejorará notablemente al final del curso.

Durante el proceso de aprendizaje, algunos estudiantes pierden la paciencia y se frustran. Todos tienen una fase inicial de alta motivación debido a la novedad y pasan a una fase de meseta que les lleva a la frustración cuando no ven una mejora constante.

Es habitual que los alumnos frustrados se culpen a sí mismos, diciendo cosas como

“No se me da bien aprender idiomas”,

“Como adulto, es casi imposible aprender”,

“No tengo memoria para recordar todo este vocabulario”,

“Hago el ridículo cuando hablo”.

Este tipo de mentalidad es peligrosa porque afecta a la motivación, y las posibilidades de abandonar son muy altas.

Otros alumnos culpan al método. Por ejemplo, se dicen a sí mismos: “Este método no sirve para nada”, o “estoy perdiendo el tiempo”, “esto no tiene sentido”, etc.

Compran muchos cursos con la esperanza de que el último sea el definitivo, el que funciona.

Y no estoy en contra de interrumpir un curso de inglés si el método no es eficaz. No quiero dar nombres, pero a las grandes empresas les preocupa más el valor percibido que el valor real, y algunos de estos sistemas son muy superficiales. En otras palabras, no te permiten aprender de forma eficaz y duradera.

Puede que ya lo sepas, pero mi sistema se centra específicamente en el desarrollo del habla.

Mis cursos prémium se basan en la escucha repetida de audios. Para que el cerebro tenga tiempo de asimilar y consolidar las lecciones, debes repetir los audios en días diferentes.

Además, los cursos incluyen ejercicios de preguntas y respuestas que ayudan al alumno a hablar desde el primer día.

Por tanto, creo que la clave para evitar la frustración no es centrarse en los resultados, sino en el tiempo de aprendizaje.

Imagina que estás en la Unidad 8 del Curso de Fluidez. En lugar de evaluar tu progreso porque aún no has terminado, lo que también es muy subjetivo, simplemente lleva la cuenta del número de horas que dedicas. Puedes, por ejemplo, utilizar una hoja de cálculo y anotar el tiempo que estás escuchando semanalmente.

De este modo, te quitas la presión de encima y te centras en lo que realmente importa y puedes controlar: el tiempo dedicado.

Y si no estás convencido de tus progresos, puedes escuchar una lección anterior, por ejemplo, la unidad 2 o 3. Verás que te parecen más fáciles que antes. Esto significa que estás progresando, pero como he dicho, lo más importante es acumular horas de escucha.

Además, ten en cuenta que nuestro cerebro necesita bastantes días para asimilar nuevos patrones, sonidos, palabras y expresiones.

Piensa en cómo aprendiste tu lengua materna. Los estudios indican que, cuando somos jóvenes, pasamos unos dos años escuchando a nuestros padres antes de poder articular frases. A esto se le llama “periodo de silencio” porque el cerebro está aprendiendo y asimilando. Imagina a un niño pequeño pensando: “Vaya, no puedo articular palabras, así que me taparé los oídos para no escuchar”.

Y por último, ¡no te olvides de disfrutar! Tómate la escucha de las lecciones más como un juego que como una obligación. Intento que el contenido sea divertido, entretenido y un poco absurdo en las lecciones del curso. Lo hago para que no sea aburrido y puedas recordar mejor.

En resumen, céntrate más en lo que puedes controlar: el tiempo que pasas escuchando las lecciones, e intenta disfrutar de las historias con personajes un poco locos.

Espero que esto te ayude en tu camino hacia la fluidez en inglés.

Si quieres saber cómo hablar inglés utilizando las técnicas adecuadas, visita SpeakEnglishPodcast.com y suscríbete a mi lista de correo. Te enviaré mi curso de vídeo de 5 días, para que aprendas a hablar inglés con fluidez de una vez por todas. Y es completamente gratuito.

(FIN DEL EXTRACTO)
Consigue el TEXTO en PDF aquí.

Recursos:

Material recomendado:

fluency

CURSO FLUIDEZ

¿Has aprendido inglés en la escuela y en el instituto, pero todavía no sabes hablar?

Entonces… ¡este curso es para ti!